Saltar al contenido

Kora – Conoce más de este Instrumento Musical

Es considerado uno de los instrumentos más complejos de África. Es un arpa que tuvo origen en Gambia. Está formada por 21 cuerdas, madera, calabaza y cuero. Con una altura aproximada de un metro, con una calabaza que está cortada por la mitad que cubre con cuero la parte donde se localiza un puente que sostiene las cuerdas, ahora es construido con clavijas para facilitar la afinación.

 
 

¿Cuál es el origen del Kora?

Es conocido el kora de África como un instrumento único y exclusivo, con un arpa y un puente dentado con similitud a la de una guitarra o laúd. La referencia principal que se conoce acerca del kora viene de Mungo Park en 1,799 de su libro “Viaje en Distritos Internos de África”. Esté lo representa como un arpa grande de 18 cuerdas.

Su origen fue en el valle Fluvial de Gambia, pero se conocen que hay varios tocadores en Kora mayormente en el oeste africano tales como. Senegal, Guinea, Sierra Leona, Malín y Bukina Faso. Sin embargo en Sierra Leona y Senegal utilizan el francés que deletrean como Cora.

 
 

Los ejecutantes de este instrumento tradicionalmente cumplían diversas funciones. Tenían la capacidad de poder acompañar una historia cantada o hablada sobre una familia. También eran instrumentos utilizados como diversión en una r3unión social o para un danzante.

El kora forma parte de un conjunto de instrumentos que incluyen el balafán (Xilófono o marimba), kontingo, cantores y más ejecutores de kora. Actualmente son combinados con diversos instrumentos: Guitarras eléctricas, sintetizadores, entre otros.

Materiales utilizados para la construcción del kora

Los materiales empleados tienen una simbología mitológica: las cuerdas con la magia, la calabaza con la tierra, el cuero con los animales y la madera con las plantas. El cuerpo del Kora está elaborado con la mitad de una gran calabaza, que se cubre con el cuero de una vaca, cabra u oveja.

  
 

La calabaza es perforada para poder atravesar el mástil de madera, donde son sujetadas las cuerdas por clavos, aunque antes de llegar a eso eran sostenidas por trenzas de cuero. El puente debe permanecer erguido sobre un cojín de madera para lograr transmitir las vibraciones de las cuerdas.

historia, dibujo, cómo tocar la kora

El sostén de las cuerdas está elaborado de un anillo de hierro que esta sostenido en la parte inferior del palo.

Su historia cuenta que se decoraba el interior de la calabaza con formulas mágicas, y el encargado de esto es el Marabú que era conocido como el erudito en el tema y se especializaba en todo tipo de acto espiritual y rituales mágicos.

Existen algunos koras a los que se les suele sumar en el puente de madera una lamina metálica con anillos, como pasa en el djembé, para poder producir un efecto de chasquido al tocar las cuerdas. Generalmente su afinación tradicional es una escala diatónica en FA mayor que alterna las notas de cada lado.

Algunos koras fabricados suelen incluir un micrófono interno para poder ser amplificado electrónicamente sin recurrir a usar micrófonos externos.

Forma de ejecutar el kora

Debe tomarse verticalmente con las cuerdas hacia el cuerpo, mayormente se ejecuta sentado apoyado entre las piernas el cuerpo del instrumento. Posee dos varillas pequeñas utilizadas para sostener con los dedos al kora y poder ejecutar las cuerdas con solo el índice y pulgar de la mano.

Generalmente son 21 cuerdas pero en su mayoría de pende de la región, 10 cuerdas se ubican en el lado derecho y once en el lado izquierdo donde se utilizan los pulgares para ejecutar las cuerdas de abajo y los índices para las cuerdas más afinadas.

Se conoce que en Casamance / Senegal Sur  hay 22  y 23 cuerdas para el Kora que son variantes con las cuerdas adicionales de bajo.

¿Cuál es la historia del Kora?

Una vez, en un día hermoso, un hombre y su perro fueron a cazar. Después de unas horas el cazador se canso y buscó un lugar para descansar. El vio un árbol grande y a su lado había un Kora. El hombre se sentó bajo el árbol. El miró y miró… “Yo no veo nunca nada y ahora lo que veo me gusta”, él dijo a sí mismo. Después de un momento mientras él se acercó por delante del Kora y tocó las cuerdas, el sonido le pareció muy dulce. “Si nadie viene me lo llevo para mi casa”, era su pensamiento. El esperó unas horas más y entonces tomó el Kora y partió.

Sobre el camino hacia la aldea él encontró un forastero. El cazador no supo que fuera un diablo. El cazador le preguntó a este hombre: “¿Sabe usted qué es esto? ¿Es suyo?” El diablo contestó: “Sí, este es un Kora. El nombre significa si usted se cansa, puede ayudarlo a usted.” El mostró al cazador como tocar el Kora y entonces dijo: “Tómelo y llévelo a su hogar y yo le mostraré a usted muchas cosas.”

Cuando el cazador entró a la aldea todos vinieron para mirar el Kora. Nadie había visto algo así antes. El cazador comenzado a tocar y la gente dijo: “Esta música es muy bonita para escuchar.” Después, cuando el cazador fue a dormir, él en sus sueños vio al hombre que encontró sobre el camino. Este diablo le enseñó muchas cosas. Como tocar el Kora, como cantar, como escribir sus propias canciones. Y como hacer un nuevo Kora.

Tradiciones del kora

Las 21 cuerdas del Kora representan la vida de un niño: 7 para traer el pasado a la vida, 7 para sonar los momentos del presente y 7 que llamarán al futuro. Otra tradición cuenta que 7 de las cuerdas permanecen para la madre, 7 para el padre y 7 para el niño.