Metal, Soplo Humano, Viento

Tuba – Todo sobre este Instrumento

Tocar la Tuba

Uno de los instrumentos musicales más imponentes que usualmente está subvalorado es la Tuba, tiene un aire al bombardino. Si eres de esas personas que pasas horas y horas practicando con este instrumento y aun no encuentras tu ritmo e incluso eres punto de burlas por el agotado esfuerzo que realizas para hacer que salga una nota de este instrumento, a continuación te daremos a conocer por medio de una pequeña lista, cómo poder tocar la tuba sin mucha dificultad.

Una tuba que se adapte a ti: las tubas actualmente pueden llegar a costar un mínimo de 2.000 euros y eso una tuba que este usada, aunque en Amazon tienes una de oferta por menos de 800 euros.

Tener una que cumpla con las características que solicitas puedes ser complicado en muchas ocasiones, ya que se pueden encontrar este tipo de instrumento en variadas afinaciones y cada una de ellas tiene una utilidad muy distinta a la otra.

tuba
Un aboquilla apropiada: encontrar una boquilla que se adecue a ti y al tamaño de tus labios es algo importante a la hora de adquirir una tuba, así que lo más recomendable es usar las que fueron fabricadas con fibra de vidrio o de metal compuesto. Gracias a estos materiales tendrás una Tuba más afinada y de esa forma podrás tocar mejor.

Trata de ubicarte y acomodarte en una silla que se adecue a tu cuerpo: como sabemos, la Tuba no es un instrumento pequeño y por ello muchas personas tienden a tocarlo de pie, por eso es recomendable que busques una silla apropiada a tu cuerpo, donde puedas estar cómodo, ya que de esa forma podrás emitir notas perfectas.

Perfecciona tu respiración en la embocadura: como el instrumento es algo grande, es por eso que el aire que vas a necesitar tiene que ser vasto, además de rápido para que puedas emitir algún sonido. Respira con profundidad hacia abajo, mantén el aire en el diafragma y no arriba de tu garganta, ya que este será el aire que tendrá que recorrer un largo camino, por eso la potencia con la que expulses el aire tiene que ser firme y sin perder el rimo.

Presiona las llaves sin equivocarte: si lograste llevar el ritmo al registro de la tuba, ahora tienes que practicar con la digitación. Practica con las llaves y las notas que hagas, tienes que asegurarte en lograr unas notas más claras presionando las llaves. Si es necesario, guíate de libros o incluso da alguna que otra clase.

Ahora toca las escalas: al igual que con los otros instrumentos musicales, las escalas son sumamente importantes. En un principio y como es habitual no le des mucha importancia, pero con el tiempo lograras y sin darte cuenta realizar notas más claras.

Practica el picado triple o doble: si ya llevas un tiempo practicando con la Tuba, la técnica del picado doble es mucho más avanzada, donde podrás tocar pasajes muchos más rápidos. Es recomendable que no esperes mucho para realizar este tipo de técnica, ya que si inicias los picados dobles o triples desde un inicio, desarrollaras tonos más claros y tendrás velocidad en las notas que realices es un tiempo más corto.

Historia de la Tuba y su sonido

La Tuba fue creada por el año 1830 y la fabricó Wilhelm Wieprecht y Johan Gottfried Moritz. Se fabricó para reemplazar al serpentón, que era un instrumento del siglo XVIII. Pero hay que tener bien claro que la Tuba no es la siguiente evolución del serpentón, ya que ambos instrumentos son muy diferentes el uno del otro.

El primer registro encontrado donde se habla de la Tuba fue en la época moderna y es por medio de una gran orquesta sinfónica, tocando la pieza sinfónica: “El anillo de los nibelungos de Richard Wagner”.

Al escuchar el sonido de la Tuba, se hace muy evidente como llega a cubrir un amplio campo de sonido, donde puede llegar a más de cuatro octavas, además de ser un sonido muy frágil.
Su gran versatilidad le permite ayudar a otros instrumentos de cuerdas y de viento o incluso puede resaltar como un instrumento para solistas.

Con el pasar del tiempo se convirtió en uno de los instrumentos que no ha tenido muchas modificaciones, aunque en el siglo XX se llegó a crear otra variante de este instrumento, muy utilizado en las orquestas y bandas de música.

Hablamos del Sousafon.

Actualmente el Sousafon se usa en bandas y en grupos con instrumentos de vientos, del cual solo se puede utilizar dos instrumentos de las mencionadas en afinaciones de Mí y Sí. Pero la Tuba con más influencia es la Tuba con trabajo, que es afinada en Do y Sí.

Después le sigue por orden de tamaño, la tuba baja o también conocida como Bombardón que es afinada en Fa o en Mí, que es una cuarta o quinta mucho más alta que la Tuba de Trabajo.

Sonido de la Tuba

Como ya sabemos, la Tuba tiene un orificio en la boquilla, que va acoplada a un tubo de 5 metros de largo, en compañía de unos pistones que permiten la variación en la longitud del aire y del cual emite un sonido muy grave.

Su tonalidad está casi más cercana al instrumento musical más conocido como Trompeta y esta es usada como el bajo de los otros grupos de trombones en muchas de las orquestas o bandas musicales.

El tono de su timbre es algo oscuro y con un sonido retumbante, con un aspecto muy agudo y mucho más amplio que cualquier otro tipo de instrumento de metal en tesitura baja.
Se caracteriza por tener un sonido muy pesado y lento a la vez, un sonido que se acomoda muy ampliamente en cualquier orquesta sinfónica. La acción que se atenúa en los labios genera un sonido que muchas veces se compara a una trompeta con un rango de frecuencia en tres octavas y que va desde el Fa 1 al Fa 4.

Facebook Comments

Check Also

Qué comer antes de un concierto

La dieta Mediterránea es una de las mejores ...

LISTA DE INSTRUMENTOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies