Cuerdas, Frotadas

Contrabajo – Historia y sonido 

El contrabajo o también conocido como el bajo de las cuerdas, se dice que fue creado en los últimos años del siglo XVI en Italia, conocido como el miembro de la familia de la viola.

Su origen se remonta por el siglo XVI, como ya mencionamos, fue una evolución de la viola de gamba y el violone bajo.

Contrabajo

Historia del Contrabajo

Sus amplias dimensiones, mucho más grande de los que es actualmente, lo dejo fuera del cuarteto de cuerda que estaba formado por dos violines, una viola y un violonchelo.

Sin embargo, algunas personas afirman que este instrumento no puede llegar a ser considerado como parte de la familia de los violines. En los últimos años del siglo XV su estructura era muy parecida a “violone a corde”, quien era considerado como uno de los más grandes familiares de la viola, ya que tenía unas 16 cuerdas, pero a mediados del siguiente, Stiggio y Corteggia dedicaron en una de sus partes a un “sotto basso di viola”, que significo una interrogante al no saber si era un solo del contrabajo de  viola o viola de gamba.

En los primeros años del siglo XVII, el artista y músico Michael Praetorius trato de describir un instrumento musical que estaba compuesto de cinco cuerdas y que era conocido como violone, pero que también era conocido como contrabajo y tras muchos estudios se decidió que era el antecedente del contrabajo actual.

Este enorme prototipo tenía una altura de casi uno dos metros y emitía unos sonidos a una octava inferior en lo que el intérprete leía en una de las partituras.

Con respecto al ámbito musical, el violoncello por el siglo XVIII no contaba con mucha popularidad. Esta mala racha continúo hasta la entrada de Domenico Dragonetti, quien fue el encargado de difundir su inclusión en las orquestas y por el cual se convirtió en el primer virtuoso.

Alcanzó grandes logros, pero el italiano no pudo ver como este instrumento ganaba independencia, aunque sí pudo ver la proliferación de sonatas, en dúos y tríos.

En los futuros siglos ya casi llegando al siglo  XVIII y XIX, llegaron a coexistir tres bajos de cuerda, quienes fueron los únicos que sobrevivieron en el tipo de música folclórica de Europa. Anteriormente, los antiguos bajos tenían entre cuatro a cinco cuerdas, pero en las orquestas modernas se le añadió una cuerda más al contrabajo.

Sonido del Contrabajo

Como ya se sabe, el contrabajo es el tipo de instrumento musical transpositor y por el cual todas las notas que son emitidas llegan a sonar en una octava más baja.

En otras palabras, se puede llegar a escribir una octava mucho más alta que el sonido real, ya que esta es necesaria para evitar una que otra línea adicional que se pueda encontrar por debajo de los pentagramas.

En la actualidad puedes encontrar el contrabajo en su versión de cinco cuerdas y la cuerda extra esta en baja hasta llegar al Do, con una tercera mayor por debajo del Mi inferior.

¿Cómo tocar el Contrabajo?

Como ya sabemos, el contrabajo es el tipo de instrumento musical que en muchas ocasiones puedes ser complicado aprender a tocarlo, pero no imposible.

Si ya cuentas con este instrumento y no sabes cómo tocarlo, no te preocupes más.

A continuación te daremos una serie de pasos donde te explicaremos detalladamente lo que necesitas saber para aprender a usar este fabuloso instrumento.

Antes que nada tienes que tener muy claro que el contrabajo que poseas tiene que ser de una altura adecuada para tu tamaño.

Ajustando el soporte inferior, trata de tocar la nota “sol” en la cuerda “mi”, es recomendable que tu dedo se encuentre a la altura de tus ojos.

  • Coloca el contrabajo adecuadamente: es más que recomendable que el contrabajo se encuentre en una posición vertical, descansando en el borde lateral derecho del lado izquierdo de tu cabeza o también por la zona de tu pelvis. Trata de colocar ligeramente tu rodilla izquierda en la zona posterior del contrabajo, si tus pies están en forma de “L” será perfecto (tu pie izquierdo en paralelo con el área posterior del contrabajo).
  • El uso de tus dedos: si colocas tu dedo pulgar de tu mano izquierda en la parte trasera del cuello del contrabajo a unos centímetros por debajo del clavijero, será perfecto para tu comodidad.

Tu codo izquierdo debe permanecer levantado en paralelo con el suelo y tu palma separada del cuello del contrabajo, no olvides poner tus dedos en forma de garras sobre las cuerdas, solo las puntas de tus dedos deberían tocar las cuerdas.

  • Cuerdas afinadas: trata de asegurarte que las cuerdas estén afinadas, si ese no fuera el caso puedes usar el diapasón o un afinador eléctrico, también existe una forma de afinarlo por medio de los armónicos, desde la cuerda más grave que es Mi y luego  Re, La y Sol.
  • Como tocar las cuerdas: existe dos maneras para tocar las cuerdas, puede ser por medio de un arco o con ayuda de los dedos (pizzicato). En la música clásica se suele utilizar el arco, tanto en el jazz, el bluegras y otro tipo de estilos donde se suelen utilizar los dedos.
  • Si deseas utilizar tus dedos, ten en cuenta el orden de estos, con el dedo índice apunta hacia abajo y toca las cuerdas hacia afuera con casi todos tus dedos, si es de la punta hasta la mitad de los dedos es más que suficiente.
  • Si utilizas el arco tienes que encontrar una forma que se adecue a tu estilo, además de mantener tu cuerpo y brazo relajado. Mantener las cuerdas en perpendicular con las cuerdas, justo por medio del diapasón y el puente, será la forma correcta y apropiada.
  • Ahora recuerda los sonidos: trata de ubicar un Fa# en una de las cuerdas más graves con ayuda del audio de un intervalo de segunda mayor desde la cuerda libre. Si colocas el resto de tus dedos sobre las cuerdas, significara que estarás en la posición inicial.

Facebook Comments

Check Also

Qué comer antes de un concierto

La dieta Mediterránea es una de las mejores ...

LISTA DE INSTRUMENTOS

Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies